El Colegio > Código Deontológico


Código Deontológico

Considerando:

Que el elevado nivel de conocimientos hace del Ingeniero Industrial un profesional con gran capacidad para alterar el mundo que nos rodea y resolver problemas técnicos y sociales esenciales, lo cual implica una responsabilidad a la que ningún profesional puede renunciar.

Que de la capacidad técnica y de la prudencia del profesional de la ingeniería dependen una parte del bienestar y del progreso de la Sociedad, así como muchos aspectos de la vida de las personas, tales como la seguridad, la economía, y el bienestar.

Que el valor ético de la actividad profesional está vinculado a las personas con las que surgen relaciones en el ejercicio profesional, siendo dichas relaciones muy abundantes y variadas y que dan lugar a un amplio abanico de temas de estudio por la Ética Profesional.

Que toda relación entre personas, y también entre cada una de ellas y el bien común, implica obligaciones de justicia y prudencia, y que por eso habría que considerar para la vida profesional los aspectos de estas virtudes cardinales, que especialmente han de regir las relaciones que se produzcan entre cada persona y las del entorno y con la necesaria orientación hacia el bien común.

Que el Ingeniero Industrial debe ser consciente de la importancia del trabajo que realiza y de la forma en que procede, y por ello debe guiar su comportamiento de forma ética y responsable haciéndose merecedor de la confianza de todos los que le rodean.

Que la excelencia en el trabajo del Ingeniero Industrial y su credibilidad profesional se basan en unos valores compartidos que deben guiar cada una de sus actuaciones y decisiones en su relación con clientes, colaboradores, competidores y con la Sociedad en general.

Que la Ley de los Colegios Profesionales, en su artículo 5 apartado i) indica que es deber del Colegio Profesional ordenar en el ámbito de su competencia, la actividad profesional de los colegiados, velando por la ética y dignidad profesional y por el respeto a las reglas debido a los derechos de los particulares y ejercer la facultad disciplinaria en el orden profesional colegial.

Teniendo presente:

Que las normas deontológicas, insertas en los principios del Derecho y como tales regidas por el principio de jerarquía normativa, además se deben apoyar en las líneas básicas de los principios de aplicación universal de verdad, honestidad, lealtad, equidad, franqueza, competencia y responsabilidad, que son siempre aplicables, aunque no se definan de una forma precisa.

Que un Código Deontológico debe intentar ser un conjunto de normas que sirvan de guía a los Ingenieros Industriales en la toma de decisiones, y no un conjunto rígido y exhaustivo de reglas de comportamiento profesional.

Que como todo código ético, el objetivo último de un Código Deontológico para la profesión de Ingeniero Industrial es la dignificación de la misma, dando una respuesta positiva y amplia en todos los campos de la actividad, tal y como la Sociedad espera de los Ingenieros Industriales en el ejercicio de su profesión.

Por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de León se ha considerado oportuno y necesario el definir unas normas de conducta comunes a las actuaciones de todos los Ingenieros Industriales que deben orientar sus actividades y guiar la práctica profesional de sus colegiados, estableciéndose el presente Código Deontológico.


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información Acepto   Mas información..